Bishop's Writings Archive

Ayuda ofrecida para el préstamo ‘día de pago’

Salina — Préstamos depredadores ha emergido como una preocupación de la iglesia católica en Kansas.

En uno de cuatro videos del año electoral que se publicará por los obispos de Kansas, el Obispo Edward Weisenburger pide a los católicos a exhortar a los legisladores del estado que consideren regulaciones más estrictas para proteger a los ciudadanos vulnerables.

Caridades Católicas del noreste de Kansas han estado trabajando para ayudar a las víctimas de préstamos depredadores desde el año 2007. Lanzo un nuevo programa el año pasado, el Proyecto Asociación de Préstamos en Kansas, que ofrece un préstamo estructurado a los participantes que califican, para ayudarlos a escapar los préstamos con extremamente altos intereses, conocido como “pago de sueldo adelantado”.

La enseñanza social católica no prohíbe el cobro de interés razonable en préstamos. Sin embargo, sí considera como malo, interés exorbitante — llamado usura.

En el video, el Obispo Weisenburger digo que el usura es una de las practicas “que claramente perjudican al pobre y el sencillo, contario a las enseñanzas de Cristo.”

Incluso, el Papa Francisco hablo de este tema llamando usura “un mal social trágico.”

Cuando una familia no tiene nada que comer porque tiene que hacer pagos a los usureros, esto no es cristiano y no es humano,” dijo el Papa. “Este flagelo en nuestra sociedad daña la inviolable dignidad de la persona humana.”

El estado de Kansas está entre 35 estados con poca o nada de regulaciones sobre el pago de préstamos adelantados.

La Consumer Federation of America, una asociación de organizaciones de consumidores sin fines de lucro, informa que en Kansas, los préstamos tienen un límite de $500, con la tasa de financiamiento y cuotas un tope de 15 por ciento. Sólo dos préstamos pueden estar pendientes al mismo tiempo. Esto no suena irrazonable hasta que entendemos cómo trabaja el préstamo, explica Claudette Humphrey, que dirige el Proyecto Asociación de Préstamos en Kansas por Caridades Católicas.

Un individuo puede asegurar un préstamo de $500 con ninguna verificación de crédito o fondo, usando la única prueba de ingreso, por lo tanto el termino el “día de pago” o “cheque anticipado.” El préstamo es típicamente debido en 14 días con un 15 por ciento de interés cargado, resultando en un último pago de $575.

La mayoría de los presta­tarios no pueden paga el préstamo en su totalidad en 14 días, así que se emite un nuevo préstamo para pagar el primer préstamo, con interés cargado sobre la nueva cuenta del préstamo. Esa tasa de interés de 15 por ciento sobre un compuesto de dos semanas resulta en un préstamo de 390 por ciento en el transcurso de un año.

“Cada dos semanas, es un préstamo nuevo. Así es cómo se salen con eso,” dijo Humphrey. “Algunas personas permanecen en la deuda por más de un año, unos dos años, unos tres años.”

Préstamos de título utilizan el título de vehículo como garantía, normalmente deben ser reembolsados en un mes. Aunque el préstamo generalmente es menos que el valor del vehículo, el prestatario corre el riesgo del perder el vehículo si el préstamo no es pagado a tiempo. La Consumer Federation of America dice que para un préstamo típico de título, puede resultar en un compuesto de interés anual a 300 por ciento.

Los prestadores del “día de pago” prefieren a quienes probablemente no pueden pagar el préstamo, dijo Humphrey. Personas que tienen buen crédito pueden ir a un banco o a una cooperativa de crédito o incluso usar una tarjeta de crédito para un avance en efectivo, explicó.

Muchos prestatarios de día de pago son de ingresos fijos y sienten que no tienen adonde recurrir. Es una sensación horrible estar tan desesperado por dinero en efectivo, dijo Humphrey, quien se hallo en esa situación varios años pasados.

“Sabes que necesitas dinero y aquí está un lugar que te lo da. Todo lo que estas pensando es, ‘pagar la luz,’ ‘componer mi carro’, o lo que sea”, ella dijo. “No estás pensando adelante dos semanas.”

Humphrey dijo que ella fue capaz de escaparse del ciclo de intentar de pagar dos préstamos del “día de pago,” por medio de pedir ayuda de su familia. Pero, la mayoría de prestatarios no tiene este sistema de apoyo y no haya a donde ir. Personas han tenido embargo de sueldo, han perdido sus vehículos o han sido desalojados o les habían cortado sus utilidades, dijo.

Al menos cinco clientes le han dicho a Humphrey que si no fuera por el Proyecto Asociación de Préstamos en Kansas, habían considerado suicidio.

“Este proyecto ha literalmente y tristemente salvado vidas,” ella dijo.

Caridades Católicas primeramente comenzó para ayudar a víctimas de los préstamos “día de pago” en 2007. Varias organizaciones han combinado fondos para ayudar a los residentes del condado de Saline salir de deuda con alto interés y establecer crédito de nuevo.

Caridades Católicas querían ampliar la asistencia a lo largo de la diócesis de Salina como también ofrecer asesoría financiera uno-a-uno y dar educación a sus clientes.

Una beca por la Campaña Católica para el Desarrollo Humano, facilitado por la vida Rural Católica, financió los costos administrativos para el Proyecto Asociación de Préstamo de Kansas. El Ministerio de Salud de la Iglesia Metodista donó $25,000 y Caridades Católicas dio otro $25,000 para garantizar los préstamos. El banco Sunflower de Salina administra los fondos.

Inicialmente, el préstamo de $1000 por 18 meses estaban disponibles, pero para poder ayudar a más gente, los préstamos han sido reducidos a $700 por 12 meses.

Una vez que la aplicación es aprobada, Humphrey se reúne con el prestatario mensualmente para ayudarle a establecer un presupuesto y asegurar que el pago se haga a tiempo y para que aprenda más sobre el mantenimiento financiero.

Esta conexión mensual es la clave para el éxito de este programa, dijo Michelle Martin, la directora executiva de Caridades Católicas del noreste de Kansas.

Desde que el programa de préstamos comenzó a tomar aplicaciones en junio 2013, ha habido 39 préstamos aprobados. Humphrey dijo que 38 aplicaciones han sido negadas, y 34 otras indagaron pero no completaron el proceso.

Cinco prestatarios han pagado sus préstamos al Proyecto Asociación de Préstamos en su totalidad, y uno hará su final pago en los siguientes meses. Ha habido seis préstamos no pagados pero un prestatario ha accedido a hacer pagos hacia el balance de la cuenta.

Martin quiere ampliar el programa, pero el tiempo de Humphrey es consumida por los 28 préstamos que actualmente dirige.

“Hacerlo bien, necesitamos extenderlo a todos nuestros 31 condados,” dijo Martin, pero hasta el momento, la financiación no está dispo­nible. La donación de la Campaña Católica para el Desarrollo Humano se termina en junio próximo y el equipo de caridades católicas están concentrando sus esfuerzos en tratar de remplazar es financiamiento primero antes de buscar más fondos para extender el proyecto.