Bishop's Writings Archive

Los obispos Kansas deciden aumentar el donativo por la Misa

Por muchos años el donativo para una misa, en la Provincia de Kansas City, Kansas (los cuatro diócesis entre el estado de Kansas) ha sido $5. Los obispos de cada provincia determinan la cantidad del donativo por la misa. El 17 de enero de 2014, durante nuestra reunión provincial, nosotros, los obispos de Kansas, decidimos designar el donativo usual de misa dentro de Kansas a $10 a partir del 1 de mayo, 2014. Esto lleva la cantidad de la remuneración ordinaria en conformidad con muchas diócesis alrededor de nosotros.

Mientras esto no es asunto critico, creemos que este es un buen momento para una adecuada catequesis sobre los donativos por la misa.

Debemos comenzar señalando que los sacramentos de la Iglesia no se compran ni si venden. Toda semblanza de tráfico en materia sagrado no solo es desagradable sino un pecado. Además debe ser observado que los sacerdotes son para celebrar las intenciones de la misa de los fieles que se acerquen a ellos de buena fe, independiente de si se ofrecen donaciones. Además, en cada misa el sacerdote celebra, las oraciones que también beneficiarán a toda la iglesia. Cada domingo el sacerdote celebra por lo menos una intención de misa para la gente que él atiende. Basándose en estos puntos esenciales, puede ser útil entender la historia de cómo los donativos por la misa evolucionaron y como la iglesia los ve hoy en día.

El costumbre antiguo de ofrecer donativos al sacerdote fue en respuesta a su ofrenda de misa cuando la iglesia era muy pobre. El dinero que el sacerdote recibió era, muchas veces, su única fuente de ingresos. Hoy, en muchos países pobres la donativa por la misa sigue siendo una fuente primaria de su apoyo. Mientas que los donativos por la misa en las naciones desarrolladas hoy en día no tienen el mismo propósito, las leyes de la iglesia que rodean la enseñanza sobre estos donativos sigue siendo esencialmente el mismo.

El Canon 946 del código de derecho canónico señala que cuando fieles de la iglesia ofrecen un donativo por la misa, ellos están contribuyendo al bien de la Iglesia, ya que comparten la preocupación de la iglesia y el apoyo de sus ministros. Pero el donativo por la misa no es sólo sobre el sacerdote. Del punto de vista de los fieles, ofreciendo a ayudar con el soporte esencial del sacerdote, el que ofrece el donativo también entra en el sacrificio de la misa en una manera espiritual. Esto se ha encontrado ser espiritualmente significativo para los católicos alrededor del mundo.

Hay leyes canonícas que gobiernan como los sacerdotes pueden tratar los donativos por la misa. Por ejemplo, cabe destacar que el donativo por la misa es un regalo al sacerdote y no a la parroquia. Además, las intenciones no están requeridas que se publiquen, aunque muchos sacerdotes lo hacen y si un sacerdote elige solamente concelebrar la misa en un día determinado, en vez de servir como el celebrante principal de la misa, él siempre puede aceptar el donativo por su intención. Los sacerdotes pueden aceptar solamente un donativo por misa. Cuando un sacerdote celebra varias misas en un día particular, él puede quedarse con solo un donativo por misa. La excepción es en la Navidad. Cualquier donativo adicional debe enviarse a una causa de caridad determinada por el obispo de la diócesis.

Los sacerdotes sólo podrán aceptar tantos donativos por misa que puedan cumplir en el plazo de un año. Por esta razón, un sacerdote a veces envía exceso donativos por misa a la Cancillería local para distribuirse a los sacerdotes necesitados o para compartir con las parroquias de los países misioneras. En todas estas formas la iglesia se esfuerza por permanecer fiel al antiguo costumbre de donativos por misa sin dar ninguna indicación sobre la trata de ganar dinero para algo tan sagrado como el Santo sacrificio de la misa.

Con esto en la mente, uno podría preguntarse, “Entonces, ¿por qué aumentar el donativo habitual en este momento?” Para hacer frente a esa pregunta, debemos tener en la mente el hecho de que el valor espiritual de una misa es infinito. Ninguna cantidad de dinero podría representar lo que se ofrece en el santo sacrificio de la misa. Para ayudar a que las personas entren en un espíritu de compartir la preocupación de la iglesia por su ministros, la cantidad habitual no debe ser tan grande como para que sea una carga para las personas que se acerquen a sus pastores para este beneficio espiritual; y además la cantidad no debe ser tan pequeña como para implicar que la misa es algo incidental. Como el equilibrio es delicado, se realiza un cambio sólo después de considerable consulta y como se señaló anteriormente, después de una revisión de la diócesis y la provincias vecinas.

Con este telón de fondo y comprensión ante nosotros, nosotros, los obispos de Kansas hemos concluido que es apropiado subir la oferta sugerida para el donativo por la misa. Una vez más, los fieles nunca deben dudar acercase a los pastores de la iglesia para esta asistencial espiritual independientemente de si pueden ofrecer donativo o no. El requisito esencial sólo es la buena intención de los fieles.

Arzobispo Joseph Naumann
Arquidiócesis de Kansas City, Kansas

Obispo John Brungardt
Diócesis de Dodge City

Obispo Edward Weisenburger
Diócesis de Salina

Mons. Robert Hemberger
Administrador de la Diócesis de Wichita